+ INFORMACIÓN

Abril 2017
Informe de Mercados (Ing. Agr. Gonzalo Gutierrez)

Vivimos en un momento de nostalgias. El mundo parece querer ir hacia atrás en el tiempo en busca de glorias pasadas para no mirar el futuro. Hay muchos indicios de esa conducta: Brexit, con los británicos queriendo ser ellos mismos luego de años de intentos de asimilarse a la UE, la elección de Donald Trump queriendo hacer grande a su nación de nuevo y nosotros negando la realidad venezolana por nostalgia ideológica.
Con los granos pasa más o menos lo mismo: tenemos la nostalgia de la soja en U$S 400 y sus efectos milagrosos en la economía agrícola uruguaya. Pero, conforme va pasando una campaña donde el 400 se nos escurre de las manos y volvemos a valores peligrosos donde la rentabilidad queda más en cuestión. Este año el buen Dios vaya si nos ayudó regando los cultivos casi a pedido y todo indica que vamos a tener una cosecha sin muchos sobresaltos. Ojalá que así sea por el bien de todos los que trabajamos en el agro.
La nostalgia puede llevarnos a no mirar el futuro con criterio y delinear una estrategia adecuada para enfrentarnos a este mundo cambiante. China por ejemplo sigue siendo un gran demandante de materias primas pero es un jugador global en el mercado con cada vez más injerencia en el comercio y participa activamente del mismo. Aparte de este factor la demanda por soja no va a seguir hasta el infinito sino que crece a tasas cada vez menores. Quien tomará su lugar?. La soja seguirá siendo la estrella que fue hasta ahora o le tocará un ajuste?.
Cada semana que pasa aparece más soja en Argentina y Brasil. Los EEUU van a plantar un 7% más de soja que el año pasado y la respuesta a que tan malo será es la evolución del clima en el hemisferio norte, aparte de las vicisitudes del comercio internacional entre EEUU y China. Si la soja rinde el promedio esperado, entonces la sorpresa no es tan mala, si por el contrario las cosas ruedan bien lo vamos a tener difícil para la segunda mitad del año. En maíz las cosas son algo mejores pero no es un grano al que los agricultores uruguayos sean afectos. Del trigo seguimos con pronóstico reservado y poco que esperar sin que el maíz nos dé una mano. En suma, la lección de la campaña 2016/7 en soja es no dejar pasar las oportunidades.



Trigo

Los precios del trigo tuvieron una semana bastante estable. El único punto negativo fue que las existencias de trigo son algo mas altas de lo que se esperaba por el mercado pero la fortaleza del maíz le dio una mano. Son niveles históricamente bajos para el trigo que empieza a dar signos de que la oferta no la tiene tan a favor. Yo compraría call spread de trigo entre 425 y 435 sobre mayo.
El clima parece haber colaborado con una mejora en las expectativas de producción del trigo norteamericano y la entrada en la primavera no genera muchos inconvenientes en Europa y Rusia. Sin riesgos climáticos no esperamos mucho del trigo. Los negocios de exportaciones son normales para la época. Por lo demás, los fondos tienen una posición neta negativa lo que es consistente con una amplia oferta global. El próximo informe del USDA no debería tener grandes novedades.

Maíz

Nuestro fiel maíz sigue comportándose como toda una señorita en términos técnicos y arranco a subir desde su piso de 358. El USDA ciertamente nos da una mano. El maíz cae a 90 millones de acres con una baja del 4% respecto del año anterior y eso nos da algo fundamental de que agarrarnos. Los fondos están casi neutros en maíz lo cual es una buena señal. Al que no haya llegado a la recomendación de comprar call spread de maiz aun esta a tiempo porque yo creo que iremos mas temprano que tarde a 380 para mayo. El clima en el sur de EEUU no es el mejor para la siembra y eso nos da algún riesgo climático en el corto plazo. Mientras tanto no hay riesgos en la cosecha en Brasil ni en Argentina que empieza a entrar maíz nuevo. Yo sugiero un call spread de 360 a 370 aprovechando que no hay casi volatilidad.

Soja

Antes de ponernos a llorar sobre la gráfica de la soja digamos que no pasa nada que no hubiéramos visto venir. Pero puede quedar algo de dolor en el horizonte porque hay quienes esperan que Brasil llegue a los 110 millones de toneladas (el USDA estimaba 108) y Argentina 57,5 (vs 56). Mas allá de eso el USDA no nos ayuda mucho con una siembra 7% mayor que el año anterior y stocks mayores a los que esperaba el mercado. EL movimiento ya esta muy extendido a la baja y queda algo de esperanza que no sigamos abajo derecho. Yo compraría un call spread en soja esperando que esto rebote antes de los 940. Me gusta un call spread corto de 960 a 980.
Los fondos esta comprados en soja pero veniendo lentamente su posición.
Lo demás esta bastante tranquilo: los chinos se toman su tiempo para comprar tanto en EEUU como en Brasil. El mercado de los aceites está tranquilo y no vemos mucho que nos ayude al alza. De momento espero que las bases de la soja sigan debilitándose en la región y en Uruguay mas pronto que tarde vamos U$S 345 a 355 puesto en el NP.

DOCUMENTOS ADJUNTOS:

Informe de mercado 31032017.pdf

 

« Volver a Novedades

MARCAS EXCLUSIVAS AGROTERRA S.A.

  • dekalb
  • asgrow
  • tillage radish
  • roundup