+ INFORMACIÓN

Agosto 2012
Comentarios de Mercado (por Ing. Agr. Martín Dabezies)


El viernes se presentó el informe de O&D de granos del mes de agosto elaborado por el USDA; esperado por las confirmaciones de caídas en la producción de maíz, soja y trigo en todo el hemisferio norte, sobretodo en la potencia productiva que es USA. Esto de esperado informe ya parece un poco repetido; pero la realidad es que una demanda sostenidamente creciente de cereales y oleaginosas (alimentos y energía) no está encontrando las producciones suficientes y entonces los stocks están permanentemente sometidos a fuerte presión. Lo que es peor, las diferencias entre la producción estimada al sembrar y la que se concreta al cosechar han sido muy grandes y cambian en pocos meses; así cada informe mensual adquiere una gran relevancia para el mercado, que también va reaccionando en precios en función de la información. Para ejemplificar esto: en el informe de mayo se estimaban 375 MTM de producción de maíz de USA y la relación de precios soja/maíz, para las posiciones de fin de año, estaban casi en 2,5 y luego de este informe, con 100 MTM menos de producción de maíz, la relación cayó a 1,9; con ambos precios subiendo, pero relativamente más el de maíz.

Básicamente el informe confirma el efecto del clima y que el mercado ya había anticipado, aunque con algunas diferencias con las estimaciones previas de analistas privados. La tónica general es: menores producciones, ajustes a la baja en la demanda e inevitables racionamientos del consumo vía precios.

Concretamente para maíz se redujo la producción de USA de casi 330 MTM en el informe anterior a 274 MTM en éste. Se ajusta fuerte a la baja la demanda: los consumos para etanol, forrajero y exportaciones, y aún con aumento de los stocks iniciales, los stocks finales se reducen y la relación stock/uso cae casi a la mitad, menos del 6% (16,5 MTM). Como USA es el principal productor y exportador estos resultados determinan la situación mundial del maíz, que aunque parcialmente compensada por las mayores producciones previstas de Argentina, China y Brasil, será muy ajustada y sostendrá altos niveles de precios hasta por lo menos la próxima cosecha del hemisferio norte. Sin embargo la primera reacción fue aflojar algo los precios por haber sobrereaccionado anteriormente el mercado y además los efectos del clima es muy probable que ya no afecten más los rindes.

Para soja la reducción informada en los rindes, de 2.700 kg/há a 2.400, repercuten en la producción final de USA que pasa de las 83,0 MTM previstas en el mes de julio a 73,3 MTM en éste y que resultó en un recorte mayor al esperado por el mercado y también se redujeron los stocks de inicio. De cualquier forma los stocks finales en ese país no caen en la misma cantidad porque se espera una reducción en los consumos y en las exportaciones. A nivel mundial se informa también una caída en los stocks finales, pero atenuada por un aumento previsto en las producciones del hemisferio sur y también se ajusta la demanda en respuesta a los altos precios que se derivan de todas estas noticias. A diferencia del maíz, en la soja la tendencia de altos precios se interrumpe con la entrada de la cosecha del sur a partir de febrero. La reacción inmediata del mercado fue presionar, sobretodo, sobre los precios de corto plazo porque es posible que, debido al momento del cultivo, el clima todavía pueda seguir afectando los rindes en el hemisferio norte.

En trigo el informe no presenta grandes cambios; caen los stocks mundiales desde la zafra pasada en cantidades que permiten por ahora un abastecimiento razonable y además la caída es menor a la pronosticada por los privados. Las producciones de la zona del Mar Negro están algo comprometidas, pero por ahora se siguen desmintiendo restricciones en las exportaciones. La respuesta inmediata de CBOT fue una caída importante en los precios de las posiciones cercanas, del orden de los usd 9/tt, por datos mejores a los esperados desde sus fundamentos y menor sustento desde los fundamentos del lado de los granos forrajeros.
Para la región, el USDA estima una menor producción de Argentina y las exportaciones pasan de las 6,2 MTM estimadas en julio a 5,5 MTM previstas ahora; esas menores exportaciones encuentran a Brasil con mayores necesidades de importaciones, de 6,0 MTM el año pasado a 6,7 MTM la zafra 12/13.

El aumento de precios suficiente para moderar consumo, se producirá en un contexto de niveles de precios históricamente altos. Esto que puede parecer auspicioso para los productores de estos productos, puede generar intervenciones en las políticas de los países y de hecho está generando comentarios recurrentes acerca de estabilización de precios, racionamiento de exportaciones e importaciones, restricciones al acceso de capital financiero (fondos) a mercados de futuro y otras que apunten a atenuar el alza de precios.

También los altos precios de productos se transfieren al mercado de insumos y factores, a veces con intensidad en los valores y en el tiempo que termina absorbiendo los mayores ingresos brutos. No se puede tampoco dejar de lado el complicado momento económico, financiero y social por el que atraviesa el mundo: crecimiento enlentecido o en retroceso, distorsiones de monedas y tasas de interés, desocupación, reclamos sociales.

 

« Volver a Novedades

MARCAS EXCLUSIVAS AGROTERRA S.A.

  • dekalb
  • asgrow
  • tillage radish
  • roundup